¿NITRÓGENO O AIRE? ¿QUÉ OPCIÓN ES LA IDEAL PARA INFLAR MIS LLANTAS?

Tener tus neumáticos a la presión de aire recomendada por el fabricante, es crucial para tu vehículo y tu seguridad,  ya que es esta presión la que carga el peso de todo el auto. Seguro has escuchado, o te han ofrecido en alguna ocasión el inflar con nitrógeno ¿Es mejor que el aire?

Es importante saber, que el nitrógeno es un gas puro y también está presente en el aire con el que se inflan comúnmente las llantas en un 78%, además éste contiene un 21% de oxígeno y 1% de otros gases como dióxido de carbono, argón y neón, así que de cualquier forma estará presente dentro de tus cuatro o cinco llantas.

Pero, ¿cómo saber si es recomendable para mis llantas? Bueno, algún de los beneficios es que este gas no tiene humedad, y por ende no genera tanto vapor de agua dentro de la cámara de la llanta y de esta forma evita que los metales se oxiden y que el caucho se deforme a largo plazo.

Otra de las ventajas es, que al ser un gas frío, no se contraerá cuando esté en movimiento, es decir que la presión se mantendrá constante durante más tiempo con un escape ligeramente menor que el aire común. Por lo tanto, esta cualidad puede representar un gran beneficio para los autos que se mueven en climas cálidos. En promedio las llantas con aire común, pierden de 1 a 2 PSI al mes.

Hasta ahora, parece ser que cambiar el aire por nitrógeno es una gran opción, sin embargo también es una realidad que encontrar algún distribuidor, llantera o un punto de llenado con nitrógeno todavía puede resultar una tarea difícil. Por lo que debes considerar, que si viajas por carretera con nitrógeno en tus llantas, si llegas a sufrir una “ponchadura”, lo más seguro es que debas reemplazar por aire.

Por último, el aspecto económico también puede ser un factor que haga la diferencia, ya que el costo por llenar con nitrógeno las llantas, es considerablemente mayor al del aire.

Si piensas probar nitrógeno en tus llantas, te recomendamos desmontar cada llanta y desinflarlas totalmente para luego llenarlas con este gas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *